Los Sueños de Liti Püttys


Liti Püttys, a quien ya conocimos en Las Cuentas de 9 años de Liti Püttys: Atrévete a conocerte y en Cómo ser Liti Püttys, regresa para compartir sus actuales sueños.
A raíz de comentar a Ricæ Somerå un sueño pecualiar y de aplicar su consejo de pensar sobre un tema antes de dormir a fin de conseguir soñar sobre él, los más extraordinarios y reveladores sueños han visitado a Liti Püttys.
Los sueños reinan durante nuestra corta muerte diaria, durante la desaparición temporal de la consciencia. Un reino ajeno a las leyes cósmicas conocidas, en el que los muertos reviven y en el que caras y situaciones conocidas, ignotas o inversosímiles se entremezclan. Estas, prodríamos llamar fantasías, son vividas como realidades por nuestra mente. Liti Püttys nos presenta sus sueños como productos de su recién adquirida habilidad y que deviene en una imaginación desbocada. Aquí conviene prevenir a quienes no conviene la lectura de tales imaginaciones ya que podrían resultarles turbadoras. Tampoco resultarán útiles y les llevarán al antagonismo a quienes necesitan certezas y convierten todo en afirmación, aunque ello se presente como interrogación, conjetura, hipótesis o fantasía. "Existen otros mundos y están en este" alguien dijo. En última instancia uno puede elegir no ser puesto en un mundo que le quieren imbuir o que no le conviene. En este sentido podemos considerar bienaventurados a quienes practican la mentira piadosa y cuidan de mantener la venda en los ojos de quienes la necesitan.

Los Sueños de Liti Püttys


Liti Püttys se duerme pensando en Pesedyet, los 9 dioses supremos de la antigüedad, esperando que le resuelvan las grandes preguntas. Ya durmiendo se le aparece una especie de esfinge que le dice: स्वागत हे Püttys, no te contestaré tus preguntas ya que para nosotros no tienen sentido y lo que te dijese lo reinterpretarías convirtiéndolo en disparates. Entre nosotros no hay comunicación real posible puesto que estamos más distanciados de lo que estás tú de los cangrejos y así como tú puedes estudiar mejor a los cangrejos que ellos a ti, nosotros también te podemos entender mejor a ti que tú a nosotros, y al igual que tú no podrás entrar en la mente del cangrejo y viceversa, al igual ocurre entre nosotros. No te tomes lo que te digo literalmente, tómatelo como simbólicamente y no pretendas comprenderlo. El único, digamos, beneficio que puedes sacar de nuestro contacto es el de expandir tu mente, aunque esto lo mismo lo puedes lograr estudiando un árbol, un grano de azúcar, la taza del vater o cualquier cosa. Tras esta aclaración te diré que nos puedes considerar una inteligencia no biológica y por tanto no sujeta a las mismas leyes que lo está la tuya, aunque nos igualamos en que también estamos sometidos a las leyes, principios y mecánicas cósmicos y también en que no podemos tampoco aspirar a la omnisciencia. Somos hermanos en la limitación y en la ignorancia. Al igual que toda mente, la nuestra está en expansión, descubriendo y creando, y con la creación contribuimos a la continua recreación cósmica. El Cosmos, del que todo forma parte, no es un ente estático sino dinámico. Tenemos la facultad, de alguna manera, de poder estar en todas partes y de recrear todo lo creado. Te pondré, como ejemplo, que una vez que la mente humana descubre el triángulo, todo humano puede recrearlo; lo mismo sucede con lo creado. Los descubrimientos están esperando que la investigación, la deducción o la casualidad los desvele. La creación, sin embargo, es única. Dentro de todo bloque de piedra una estatua espera a ser tallada y cada escultor hará una única e irrepetible aunque como toda información, recreable.
En este momento el sueño cambia y Liti Püttys cree reconocer a Sili Salidå corriendo por un callejón y gritando ¡estoy harte de ser tonte del codo!


Debido al cierre de bares por las circunstancias, Liti Püttys hace una largo paseo en bus. Qué maravilla, piensa, lo vacíos que van los autobuses, algo nunca visto. Le viene a la memoria lo visto en la tele: una cata de vinagre de espárragos; en ella los participantes exclamaban los detalles y matices de sabor maravillosos que habían experimentado. Que lástima, se dice Liti Püttys, no haber recibido yo la bendición del exquisito paladar que al parecer todo el mundo disfruta; voy a conseguir este vinagre tan especial y diré que he notado las mismas sutilezas que los de la tele; nadie podrá así contradecirme.
De los asientos traseros le llega una conversación: "el proyecto de la catetería va por buen camino; he encontrado lo qiue buscamos, una cafetería con muy buen traspaso y un local vacío al lado para el club de fumadores y para actividades, especialmente asesoramientos #servicios2.0, ya que si lidiar con la burocracia es para el común un purgatorio para los catetos es un infierno. No acabo de entender tu idea, ya sabes, dice otra voz. Te lo voy a repetir Peefull, la idea es crear un espacio dedicado a un público concreto, a un círculo de catetos, en donde se encontrarán con sus pares; la idea puede ser una inspiración para crear otro tipo de círculos; un espacio tal crea de por sí un vínculo entre sus asistentes, al contrario de lo que ocurre cuando vas a bar en el que te encuentras con extraños con los que no vas a tener trato ni complicidad algunos".
Ya en la cama, repasando tan peculiar conversación, Liti Püttys recuerda la perorata que sobre el círculo le dio hace un tiempo Jon Ki; el círculo, dijo, ha sido considerado desde siempre como sede de algo misterioso, de un poder, y también de la igualdad, en el círculo ninguna parte es distinta de la otra; creo es en los Vedas que se dice que todo es un círculo dentro de un círculo; veamos, un individuo es un círculo, el más importante para él; tenemos el círculo que contiene dos individuos, lo cual intrínsecamente los constriñe; cuando un círculo alcanza un número crítico de individuos se producen varios fenómenos: crece el grado de albedrío individual, el poder colectivo también crece y desde un desorden fundamental espontáneamente surge orden; el círculo natural, que viene dado, en que se mueve la persona, reproduce la tribu, con un máximo de cincuenta individuos; dentro de los círculos distintas fuerzas e interacciones actúan en distintas direcciones, intensidades y simetrías; unas fuerzas son de atracción y otras de repulsión y las que mayor beneficio reportan al individuo son las que crean vínculos que llegan a ser prácticamente indestructibles. Los círculos se forman espontánea o deliberadamente, los primeros surgen debido a un común denominador: por pertenencia a una comunidad, una ciudad, una nación, un gremio, un colectivo..., y los segundos, los deliberados, conforman organizaciones. El comportamiento del individuo afectará a la buena o mala fama de su círculo y su prestigio personal también redundará en beneficio y en la autoestima del círculo.
Viendo círculos por todas partes, Liti Püttys entra en una modorra, más bien un extraño alelamiento; los círculos se le aparecen de todos los colores y tamaños, conteniendo diferente número de pequeños círculos, que son los individuos; hay círculos que en su interior tienen otras formas geométricas: cuadrados, triángulos, estrellas, espirales, pirámides... que tienen individuos en posiciones privilegiadas, y también círculos concéntricos, constituídos por categorías, status, escalafones, jerarquías, castas y élites. sobre los círculos, ve Liti Püttys, que aparecen líneas perpendiculares, que muestran el signo +, este signo se desplaza por el círculo creando segmentos y desplazando el círculo, separándolo y uniéndolo por sus extremos con otros círculos. Este signo +, siempre cambiante, establece los equilibros de poder y también la traición, ya que todo poder sólo se conquista y mantiene estando a la altura (a todo a quien tienes delante es a la vez un fiscal que te evalúa y un juez que dictamina; más sabio se es cuanto mejor estos papeles se saben modular); la traición también evita que el círculo sea completamente estanco y hace que todo secreto no pueda ser intrínsecamente hermético. Las líneas perpendiculares son instrumentos del cambio perpétuo y también, metafóricamente, del dios Término, ningún poder se detenta sin respetar sus límites e inútil lo hace si, en el círculo de la mente, el poder cruza la delgada línea que, en lugar de soberano lo convierte en siervo.


Cosa nunca vista, Liti Püttys se duerme con la mente en blanco. Al despertar, como un autómata, se pone a escribir:

Hay lo que hay y lo que puede haber
Se es lo que se es y lo que se puede ser
Se sabe lo que se sabe y lo que se puede saber
El Conocimiento es el que se tiene y el que se puede tener
Percepciones, interpretaciones, creencias, símbolos, valoraciones, calificaciones y retóricas
Desarrollan narraciones, discursos, planteamientos y objetivos
Producto de imbecilidad, ignorancia, moda, inculcamiento, propaganda, adoctrinamiento, embuste, ficción, aprendizaje, reflexión
Creando una jerarquía de las importancias que ocupan la mente
Que toma como realidad lo que cree cierto
E incluso seguir como cierta una fantasía, como una película, a sabiendas de su ficción
Cualquier pensamiento puede poner deliberadamente tu mente a tu servicio
Estimulando el poder de la Palabra, que es sonido y por tanto vibración y música
¡Haz vibrar tu mente con tu música y tu literatura!


Organiza y participa en Rutas Guay del Toroldo Fan Club, leyendo estas narraciones y poemas enfrente de los Locales Guay donde se crearon y también leer, comentar y debatir otros textos de los demás Libros de Antroom


Libro completo en formato digital y formato papel Tomando con Bicocca & CreAtor Club 2 - Todos los libros de Antroom & Toroldo Fan Club


CreATor Club ~ Círculo 3X - Encuentros - Diversión - Beneficios

Participa y diviértete con las Rutas Guay