Panteísmo Científico

¿ eres panteísta ?

Te regalamos El Cosmos Creativo en disquete.
La Tierra es Sagrada, el Universo es Divino

Cuando Ud. mira hacia el cielo nocturno o las imágenes del Telescopio de la cápsula espacial Hubble,se siente conmovido ante la belleza y el portentoso poder del universo?

Cuando Ud. se encuentra en medio de la naturaleza, de un bosque, cerca del mar, o sobre el pico de una montaña, siente Ud. una presencia sagrada, como cuando se encuentra dentro de una gran catedral ?

Cree Ud. que los humanos son y deben ser parte de la Naturaleza, en vez de sentirse encima de ésta? Si Ud. ha contestado afirmativamente a estas preguntas, entonces Ud. probablemente tiene inclinaciones panteístas.

Es Ud. escéptico acerca de un Dios separado y afuera del universo?

Pero aún así, siente Ud. necesidad de la religión, de algo o alguien por encima de su persona o la humanidad?

Si Ud. ha contestado sí a las utlimas preguntas entonces el Panteísmo es probablemente su hogar natural religioso.

El Panteísmo es una religión antigua-aun más antigua que el Budismo o el Cristianismo. Cada una de las grandes religiónes ha dado nacimiento a variantes panteístas. El panteísmo posiblemente cuenta con centenares de millones entre sus miembros. La mayoría de los Taoístas son panteístas, igual que muchos Budistas Occidentales, Japoneses y Chinos, ecólogos profundos, paganos, animistas, seguidores de muchas religiones indígenas, y Universalistas Unitarios. Los principales manuscritos del Hinduismo son panteístas. Pero, el Cristianismo y el Islam también tienen fuertes corrientes panteístas.

Aún así, el Panteísmo es poco conocido y frecuentemente mal entendido. No tiene nada que ver con "panteón"-la creencia en muchos Dioses. No es ni teísta, ni ateísta, pero trasciende a ambos conceptos. Su doctrina central es que el universo es divino, y la naturaleza es una parte sagrada de lo divino.

El Panteísmo es también la religión del futuro. Ayude a promover su llegada. Retorne al Panteísmo.

Estas páginas se dedican a explorar las muchas facetas del Panteísmo.


En la víspera del Tercer Milenio nos hemos convertido en ciudadanos del cosmos. Mediante el telescopio del Hubble, hemos visto al universo como nunca antes. Hemos visto los vacíos del espacio esparcidos de galaxias como la nieve. Hemos visto el nacimiento de estrellas. Hemos encontrado discos planetarios alrededor de estrellas. Hemos encontrado amino-ácidos en el espacio.

Ante esta situación, llega a ser imposible creer en Dioses separados del universo, o en Dioses que crearon esta inimaginable inmensidad solo como un scenario para nuestra presencia diminuta.

Durante esta misma generación hemos perdido nuestra ciudadanía en esta tierra, y arriesguemos perder nuestro delicado lugar en el cosmos. Hemos adquirido el poder para modificar a la vida, para alterar eco-sistemas, para cambiar al planeta mismo y amenazar al futuro de cada especie, incluyendo la nuestra. Hoy, necesitamos de religiones que nos provean con un poderoso apoyo para la acción ambiental. Sin embargo, las tres religiones occidentales más importantes nos dan tan solo un pobre apoyo.

Durante esta generación, la religión debe madurar. La religión debe renacer en esta época espacial, científica, y ambiental.

El Panteísmo puede llenar esta necesidad.

En su centro esta la reverencia del universo como divino

y de la Tierra como sagrada.

Cuando nosotros decimos EL UNIVERSO ES DIVINO no hablamos de un Ser sobrenatural. Hablamos de la manera de como nuestros sentidos y nuestras emociones nos fuerzan a responder ante el poder y misterio abrumador que nos rodea.

Nosotros somos parte del universo. Nuestra tierra se creó del universo y un día sera reabsorbida por el universo.

Nosotros estamos hechos de la misma materia que el universo. Nosotros no estamos en exilio aquí: éste es nuestro hogar. Es solo aquí donde podremos ver el Rostro Divino cara a cara. Si no creemos que nuestro hogar verdadero es aquí, sino en un lugar mas allá de la muerte-si nosotros creemos que lo divino se encuentra únicamente en antiguos libros, en antiguos edificios, o en nuestras mentes-entonces veremos a este mundo real, vibrante, luminoso como si a través de un vidrio opaco.

El universo nos crea, nos conserva, nos destruye. Es mas profundo y antiguo que nuestra capacidad para entenderlo a través de los sentidos. Es más hermoso que nuestra capacidad para describirlo con palabras. Es más complejo que nuestra capacidad para explicarlo a través de la ciencia. Debemos relacionarnos con el universo con humildad, reverencia, celebración y una profunda búsqueda de comprensión- en muchas de las maneras como muchos otros creyentes se relacionan con sus Dios.

Cuando nosotros decimos LA TIERRA ES SAGRADA , lo decimos con tanta vehemencia y reverencia como los creyentes hablan de su Iglesia o Mezquita, o las reliquias de sus santos. Pero, no nos referimos a seres sobrenaturales. Nosotros decimos esto:

Somos parte de la naturaleza. La naturaleza nos hizo y después de nuestra muerte seremos nuevamente parte de la naturaleza. Nuestros hogares son la naturaleza y nuestros cuerpos. Somos parte de éstos; y éstos son los únicos sitios donde podemos encontrar y crear a nuestros paraísos, no en algún mundo imaginario después de la sepultura. Si la naturaleza es el único paraíso posible, entonces la separación de la naturaleza es el único infierno. Cuando destruimos la naturaleza, creamos al infierno en esta tierra para otras especies y para nosotros mismos.

La naturaleza es nuestra madre, nuestro hogar, nuestra seguridad, nuestra paz, nuestro pasado y nuestro futuro. Por lo tanto, debemos tratar a los hábitats naturales como los creyentes tratan a sus templos y lugares sagrados-con reverencia y cuidado a fin de conservar toda su frágil y compleja belleza .

El Panteísmo satisface nuestra necesidad de ser reverentes ante algo mayor que nosotros mísmos-nunca da su espalda a la tierra, y nunca parte de su evidencia. El panteísmo fusiona religión y ciencia, materia y espíritu.

El Panteísmo se arraiga en el mundo actual. Reconcilia interéses humanos, e interéses planetarios. Su foco de interés es la vida, no la muerte.

El Panteísmo es una religión que no sacrifica a la razón.

No exige fe en sucesos imposibles, tan solo en la ciencia y el sentido común.

No requiere ninguna revelación especial, solo mantener los ojos abiertos a la tierra y al cielo, y mantener la mente abierta a esta evidencia.

No necesita a ningún guru, tan solo a su propio ser.

Continuar aquí - La página está traducida al castellano y lleva a enlaces en inglés.
Abre el traductor para ayudarte | El Divino Laberinto | El Panteísmo Moderno y lo Sagrado |

Entra en el Foro para leer las opiniones y/o poner la tuya

Index Iniciatives | Reservas de Hotel Online | www.iamigos.net |
Creencias Prácticas | Principal |

Añade tus enlaces picando el botón Add Your Own Link
Este listado está reservado a nuestros colaboradores. Puedes ver las instrucciones en la página:

http://colaboradores.esmejor.com